Salud & Bienestar

El teff es un ingrediente ideal para una dieta y un estilo de vida saludable. A pesar de ser el grano más pequeño en el mundo, está lleno de beneficios significantes para aquellos con dietas sin gluten o diabetes de tipo II, como así también para personas enfocadas en nutrición más balanceada y/o para el rendimiento físico.

  • Sin Gluten
    • el gluten es una proteína presente en los cereales más comunes como el trigo, la cebada y el centeno. Se asocia comúnmente con problemas e interrupciones en la digestión para aquellas personas celíacas o con poca tolerancia al gluten. El teff se descompone fácilmente y es anti-inflamatorio, con lo cual funciona eficazmente como un sustituto sin-gluten para comidas desde el pan hasta la pasta.

 

  • Lleno de calcio:
    • El teff es el grano con mayor contenido de calcio- unos 130 g de teff cocido ofrece la misma cantidad de calcio que 60 g de espinaca cocida o un vaso de leche. Para aquellas personas que prefieren alimentarse sin lácteos, el teff es un excelente reemplazo que ayuda a proteger los huesos y reducir el riesgo de la osteoporosis.

 

  • Carbohidrato lento y mucha proteína:
    • El teff tiene altos niveles de almidón resistente, lo cual ayuda a regular la glucosa en sangre, el control de peso y la salud del colon. Además es un carbohidrato lento- una pequeña porción de teff permite el consumo de energía regulado y gradual. ¡No es sorpresa que muchos de los maratonistas de larga distancia etíopes usan el teff para explicar su rendimiento y excelente salud!
    • Para aquellos interesados en el rendimiento físico, el teff también tiene una composición ideal de amino ácidos- abarca los 8 amino ácidos esenciales para una nutrición saludable y además un nivel alto de lisina, una proteína que agiliza la reparación muscular después de un largo y extenuado ejercicio. La lisina además ayuda la producción de elastina y colágeno natural, manteniendo la piel suave y joven.

 

  • Bajo en grasas y lleno de fibra:
    • Unos 130 g de teff sin cocinar contienen 62% de la dosis de fibra recomendada por día, lo cual es fundamental para mantener sano al corazón y mejorar la digestión. Como si esto fuera poco, ¡esos 130 g cocinados solo contienen 2 g de grasa!

 

  • Vitaminas y minerales:
    • El teff contiene Vitamina C, algo que comunmente no se encuentra en los granos de cereal. Además, tiene un alto contenido de las vitaminas tiamina (B1) y piridoxina (B6), como también minerales importantes como el hierro, fósforo, manganeso y cobre.

 

  • Alimentación infantil
    • Un bebé necesita cariño, atención y además una alimentación adecuada. El teff es un ingrediente maravilloso para la alimentación de bebés porque contiene muchos elementos esenciales y valiosos que necesita un bebé para su crecimiento y un sistema imunológico fuerte. El teff no contiene proteínas que le cuesta digerir a un bebé, como por ejemplo el gluten.