El teff da premio

Por: diariopalentino.es

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente convoca anualmente los Premios de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales. En su quinta edición entre los premiados figura una palentina, María Anunciación Pérez Bartolomé, que concurrió a la convocatoria con Salutef, empresa que envasa y distribuye teff, que es un cereal, ubicada en la localidad próxima a Saldaña de San Martín del Valle. El premio consiste en un distintivo de excelencia y un diploma acreditativo. Además, en el marco de la Red Rural Nacional, está prevista la puesta en valor y difusión de las iniciativas premiadas a nivel nacional e internacional. La entrega de galardones tendrá lugar el próximo 15 de octubre y Pérez Bartolomé ha sido invitada a intervenir en nombre de las cinco premiadas.

Salutef nace en julio de 2012 con ganas de dar a conocer un producto con muchas y sanas propiedades nutricionales. El teff es un cereal poco conocido en nuestra cultura gastronómica, pero en la dieta africana se lleva utilizando desde hace más de cinco mil años. Su actividad consiste principalmente en el envasado, la comercialización y la distribución de este cereal por toda la geografía y on line. La empresa suministra a herboristerias, parafarmacias e industrias agroalimentarias porque el teff «tiene muchas propiedades», entre otras que no contiene gluten y por lo tanto resulta apto para celiacos. También interesa a los gimnasios porque, según explica, puede considerarse «el dopping natural de la gente que hace deporte, y es que, no en vano los grandes atletas son etíopes y el origen del teff también». Eso sí, «el que tenemos es español y la mayor parte de ello se cultiva en Castilla y León, de hecho somos primer país exportador mundial de teff», subraya María Anunciación Pérez.

Después de ocho años en tareas de investigación como promotora de la introducción del teff como cultivo, debido a diversas circunstancias hace dos años se anima a  montar la empresa, en San Martín del Valle. «Hemos crecido poquito a poquito y con sentido común. Tenía el local y gracias a eso pude meterme en este negocio. Ahora lo que hago es diversificar en productos hechos con teff», señala. En este sentido, y como plan de futuro quiere ampliar la oferta de productos, como barritas energéticas.

Recuerda Pérez Bartolomé que la provincia de Palencia es el primer lugar de España donde se sembró teff y hoy se labra ya en toda el país. A su juicio, cabe considerar a este cereal como una buena alternativa de cultivo para Castilla y León

«El cerealista castellano y leonés está harto de plantar siempre lo mismo, y el teff es una opción, únicamente que tiene que ser regadío donde se cultive».

Pérez Bartolomé destaca la riqueza nutricional del teff. Explica que «todo el mundo lo puede consumir, pero está especialmente indicado para bebés, ancianos, celiacos, deportistas, diabéticos tipo II, con problemas de estreñimiento, de anemia, obesidad, mujeres en época de menopausia, embarazadas. Y, por supuesto, aquellas personas que llevan una alimentación vegetariana. Son hidratos de carbono de liberación lenta, por lo tanto sacia».

Esta ingeniero agrónomo a la que se reconoce su esfuerzo espera que el premio, que ni en esta ni en la anterior convocatoria tiene dotación económica, sirva de «impulso» al teff, que la gente lo conozca como conoce la quinoa y que empiece a consumirlo. «Hasta ahora ha funcionado el boca a boca. Una publicidad a mayores espero que lleve a hablar del  cereal, que empiecen a probarlo y les vaya bien y eso abra mercado».

Emprender, afirma Pérez Bartolomé, «no es nada fácil», incluso para ella, que se autocalifica de mujer «muy dura» y conocedora de los entresijos administrativos.
En el contexto de despoblamiento, masculinización y envejecimiento que caracteriza el medio rural, las mujeres juegan un papel decisivo en el mantenimiento de la población en el territorio y, por lo tanto, es esencial la  creación de oportunidades laborales que contribuyan a la mejora de su situación sociolaboral. Tanto la participación como la incorporación de las mujeres al mercado laboral del medio rural conlleva no sólo una mayor independencia económica, sino sobre todo la visibilización y el reconocimiento de las aportaciones femeninas a la sociedad. Con el fin de poner de manifiesto las potencialidades de las mujeres como agentes desarrolladores del medio rural se han premiado entre los años 2010 y 2014 medio centenar de proyectos, todos ellos gestionados, en parte o en su totalidad, por mujeres rurales.

Para ver el artículo original, clique aquí.